Sitio destinado al encuentro y unión, para obtener un ámbito de comunicación, difusión, debate y fomento para el desarrollo de la apicultura. Apicultura Uruguay.

Suscribete a Apicultura Uruguay y recibe las noticias en tu correo

Búsqueda de artículos:

ASAMBLEA NACIONAL DE APICULTORES URUGAUY 19 DE NOVIEMBRE 2016

viernes, 23 de febrero de 2018

Europa, nuevo sistema de control de hasta 495 agrotoxicos en Miel y Polen

22/02/2018


Huelva, 22 feb (EFE).- El departamento de Cromatografía del Laboratorio Analítico Bioclinico (LAB), miembro del Centro Tecnológico de la Agroindustria Adesva, ha desarrollado un nuevo método para analizar la presencia de plaguicidas en muestras de miel y polen.
El desarrollo de este nuevo sistema, según han explicado a Efe desde LAB, se enmarca en un proyecto internacional convocado por la EFSA (European Food Safety Authority, autoridad europea que proteger a los consumidores, los animales y el medioambiente de los riesgos relacionados con los alimentos).
A través de éste, en el que participan otros laboratorios y universidades de varios países, se estudian diferentes factores vinculados con la miel, el polen y otros productos propios de la apicultura.
Concretamente, desde LAB se va a realizar el estudio de los plaguicidas y herbicidas que se aplican a miel y al polen durante los procesos de cultivo y recolección.
Para ello se ha desarrollado este método científico, que, según han explicado, permitirá conocer "la cantidad de pesticidas y herbicidas que contienen las muestras y, de este modo, saber si respetan los límites establecidos y cumplen con la regulación vigente".
Concretamente, a través de este nuevo sistema se puede detectar y cuantificar un total de 495 compuestos (plaguicidas y algunos herbicidas) en muestras de miel y polen, a través de las técnicas de GC (Cromatografía de Gases) y LC (Cromatografía de Líquidos).
El método, han apuntado desde LAB, ya está preparado atender las más de 300 muestras que EFSA les derivará para su estudio.
Por último, han señalado, que aunque el nuevo método se centra en el análisis de la miel y el polen, pero con perspectivas de ser ampliado a nuevos productos procedentes del sector de la apicultura. EFE
Fuente: http://www.lavanguardia.com/



viernes, 16 de febrero de 2018

En Uruguay los AGROTOXICOS SON EL PRINCIPAL CONTAMINANTE

El principal problema de contaminación en el país es el manejo de los agroquímicos y, en segundo lugar, el de los residuos, dijo a Informativo Sarandí Alejandro Nario, titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).



Por otra parte, consultado sobre la situación el Río Santa Lucía, dijo que a través de los monitoreos permanentes de la Dinama y de la Facultad de Ciencias se confirma que se han estabilizado los niveles de contaminación en ese curso de agua.

De todas formas, señaló que se le debe prestar atención a la situación de la cuenca. Explicó además que se está terminando un análisis, por lo que ahora se podrán tomar medidas por subcuencas.


Fuente: http://www.sarandi690.com.uy

jueves, 25 de enero de 2018

Informe de Comercio Exterior de la Miel - Enero 2018

En el marco del trabajo en la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA), el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) en conjunto con el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), ponen a disposición del sector productivo información relativa al Comercio Exterior del Sector Apícola.

Link del Informe: Comercio Exterior de la Miel Enero 2018 

lunes, 8 de enero de 2018

Científicos Uruguayos determinarán si hay Gilifosato y Transgenicos en los Alimentos

El investigador Claudio Martínez Debat dijo que la agroecología es una opción sustentable y rinde más que la producción que usa agroquímicos.


Radio Uruguay
http://radiouruguay.uy
Sobreciencia.

15 de diciembre de 2017

Desde el 1º de enero del 2015 rige en Montevideo el decreto municipal del etiquetado obligatorio de alimentos genéticamente modificados (OGM), una iniciativa redactada por un gran grupo interdisciplinario en el que participaron integrantes del Laboratorio de Trazabilidad Molecular Alimentaria (LaTraMa) del Instituto de Biología Celular y Molecular de Facultad de Ciencias de la Universidad de la República.
Este decreto, que ya cursa su tercera versión, fue analizado por el Congreso de Intendentes y rige —además de la capital del país— en Lavalleja, Minas y Maldonado.
El doctor en biología molecular Claudio Martínez Debat, integrante de LaTraMa, contó a SobreCiencia cuál fue el proceso para llevar adelante esta iniciativa y adelantó que en breve se van a publicar resultados de un trabajo realizado en conjunto con la Intendencia de Montevideo en el que se han analizado más de 300 muestras de alimentos.
“Nuestro laboratorio fue el puntal técnico a través de un convenio que tiene la Facultad de Ciencias con el laboratorio de Bromatología. Capacitamos gente, asesoramos en la compra de equipos, formamos toda la metodología, y eso está funcionando en la Intendencia. Pero en la redacción de ese decreto participó todo el grupo interdisciplinario; abogados, nutricionistas, médicos, agrónomos, químicos. Fue algo muy trabajado y se tuvo en cuenta la normativa de la Unión Europea, la de Brasil, y también se hizo contacto con la industria. Creemos que eventualmente este decreto se va a hacer nacional”, contó.
Martínez explicó que en nuestro país están permitidos la soja y el maíz transgénicos y recordó que el decreto marca el porcentaje de los componentes de un alimento por separado.
“Si un alimento tiene 0,6% de transgénico de soja y 0,6 % de maíz, no se va a etiquetar, porque no se suman, cada uno es considerado individualmente. Pero si en un alimento hay un 1% de uno y otro tiene 0%, sí va a etiquetar. Habla del porcentaje, no del total del producto, sino de esa sustancia en particular. Para la etiqueta, que ahí no intervenimos nosotros, se tomó en un primer momento el modelo de Brasil, que consiste en el triángulo amarillo con una T negra, para armonizar con la región. Después hubo resistencia por parte de la industria que fueron tomadas en cuenta y ahora es redondo, con fondo blanco y letras en celeste”, aclaró.

Saber qué comemos
Es sabido que la industria alimenticia incorpora derivados de la soja y el maíz en casi todos los alimentos que consumimos y en los que solemos encontrar ingredientes como la lecitina de soja, el almidón de maíz y el jarabe en alta fructuosa de maíz. Estos componentes se utilizan en gran variedad de productos, desde hamburguesas, pastas, galletitas, golosinas y hasta bebidas.
Claudio Martínez, también coordinador del Núcleo Interdisciplinario Colectivo TA (Transgénicos y Alternativas Agroecológicas), formó parte del primer trabajo científico a nivel mundial que analiza a la vez, la presencia de transgénicos y de glifosato en los alimentos.
Este estudio lo realizó en conjunto con investigadores mexicanos del Instituto de Ecología (IE) y del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) de la UNAM, grupo encabezado por la investigadora Elena Álvarez-Buylla, ganadora del Premio Nacional de Ciencias 2017 otorgado por el gobierno mexicano.
Esta investigación dio como resultado que cerca del 90% de las tortillas que se consumen en México, así como las botanas (snacks) contienen secuencias de maíz transgénico.
“En México se consume medio kilo de maíz por día y por persona. No están aprobados para producción masiva los transgénico y tampoco hay etiquetado. Empezamos a sacar ADN de los paquetes que venden, lo que se llama botana de México, que es una vidriera que vos ponés la moneda y te sale comida chatarra. Saqué ADN y les demostré que había transgénicos. Se hizo un trabajo centrado en maíz, en harina de maíz, tortilla de maíz, tostadas; se tomaron más de 400 muestras; y se encontró que casi el 90% de las tortillas industrializadas tenían transgénicos, y de esas, casi un 40% tenía restos de glifosato. Lo importante de este estudio es que es el primer estudio a nivel mundial que analiza a la vez transgénicos y glifosato en alimentos”, destacó.
Martínez explicó que el glifosato queda en los alimentos porque estos granos recibieron altas dosis de esta sustancia, un producto que además se usa como secante en todos los granos para acelerar el tiempo de cosecha.
En cuanto a nuestro país, el científico contó que hay un debe con respecto al análisis de ciertos pesticidas, y más en particular del glifosato, ya que no se pueden realizar análisis clínicos o químicos a personas acerca de si tienen o no, glifosato en el organismo.
“Se está trabajando a contra reloj, si bien hay un laboratorio con ese tipo de capacidad en el Centro Universitario Regional Norte (Cenur-Udelar), su foco de estudio no es el humano sino la presencia de glifosato en peces y en abejas. Nuestro grupo ha tomado en sus manos ese desafío. Queremos de alguna manera empezar a analizar cuánto glifosato hay en la avena que come un anciano o en una galletita. A principios del año que viene vamos a empezar con un método, que no es el más sofisticado pero que está validado, que es el método inmunológico denominado ELISA (Enzyme Linked Immunosorbent Assay) y vamos a analizar la orina de los investigadores de nuestro colectivo, para no comprometer a nadie más, pero queremos saber que está pasando”, anunció.
La agroecología como alternativa de modelo de producción
Para Martínez el sistema del monocultivo es un modelo que se encuentra en un “callejón sin salida porque no se sostiene el ambiente, no se sostiene la salud, no se sostiene el modelo en sí”. Agregó que la agroecología es una buena alternativa que rinde más y es más sustentable porque existen cada vez más trabajos científicos que lo demuestran.
“Se habla de la guerra del glifosato, yo creo que el glifosato tiene los días contados, el tema es cuál va a ser el remplazo. Por lo que se nos ha contado hasta ahora (las opciones) son peores, son todas mucho más tóxicos que el propio glifosato. Los nuevos eventos que aparecen acá en Uruguay para ser aprobados son resistentes al 24D, a dicamba, a glufosinato, todos herbicidas más potentes que el glifosato”, repasó.
“Este año han surgido algunos elementos muy interesantes con respecto a conflictos de intereses e incluso corrupción por parte de las industrias, la ciencia y los organismos de contralor. Están los llamados Monsanto papers, que es el trabajo de muchos abogados a raíz de juicios que hicieron los pacientes de cáncer en el estado de California, son cientos de documentos. Están también los llamados The Poison Papers , que son gente que llegó a viejos informes y reportes de la década del 60, de cómo los pesticidas se saltearon controles y cuando no le daban bien las cosas, las dejaban de lado para que fueran aprobadas. Se generó una narrativa atrás de eso de una supuesta inocuidad. Y ahora todo esto está saliendo a la luz. Yo creo que estamos en un momento muy complejo de la historia, muchos le llaman apocalíptico, en el sentido de revelar, porque están saliendo muchas cosas a la luz”, concluyó.
Escuchar aquí



domingo, 7 de enero de 2018

La ONU declara el 20 de mayo Día Mundial de la Abeja

Naciones Unidas, 7 ene (PL) Un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo dependen hoy de la polinización por insectos, pero la mayor parte de ese proceso corre a cargo de las abejas, especie clave en la preservación de la biodiversidad.



Así lo reconoció la Asamblea General de Naciones Unidas cuando proclamó recientemente el 20 de mayo como el Día Mundial de la Abeja, una propuesta presentada por Eslovenia y copatrocinada por 115 Estados miembros del organismo multilateral.

Todos los años en esa fecha llamarán la atención sobre la importancia de preservar las abejas y otros polinizadores amenazados ahora por una fuerte mortalidad. Del mismo modo, se intenta promover la toma de medidas concretas para proteger la especie, explicó la misión eslovena en la ONU.

Finalmente, las abejas tienen el lugar que merecen en vista de su significación para la humanidad, aunque esto es solo el comienzo de un difícil proceso de protección, apuntó el vice primer ministro de Eslovenia, Dejan Židan.

En tanto, la directora de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Carla Mucavi, destacó el papel crucial de las abejas en el aumento de rendimientos de los cultivos.

Sin ellas podrían afectarse una variedad de alimentos tales como papa, pimiento, café, calabazas, zanahorias, manzanas, almendras, tomates... En resumen, sin abejas, la FAO no puede avanzar en la meta de un mundo sin hambre, dijo.

Los estudios de la ONU y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza muestran que las poblaciones de esos y otros polinizadores ha disminuido grandemente, lo que cual implica un grave peligro.

Esta reducción se debe, en gran medida, a la actividad humana: la agricultura intensiva, el uso generalizado de plaguicidas y la contaminación. Las abejas están expuestas a nuevas enfermedades y plagas, y tan solo un ligero desbalance en el número de la especie podría afectar a todo el ecosistema, según advierten los investigadores.

Una sola abeja puede polinizar hasta siete mil flores al día y proveer miel como alimento y medicina sin necesitar muchos recursos, pero el número de esos insectos disminuye de forma alarmante debido en buena medida, a las consecuencias del cambio climáticos, alertó la ONU.

Desde hace tres años, Eslovenia buscaba el apoyo de la comunidad internacional en su deseo de ofrecer mayor protección a las abejas y llamar la atención a nivel global sobre su importancia.

Precisamente, escogieron el 20 de mayo como Día Mundial de la Abeja por ser la fecha de nacimiento del esloveno Anton JanÅía, considerado 'pionero de la apicultura moderna' por las técnicas que desarrolló en el siglo XVIII.

La apicultura ocupa un lugar especial en la economía de Eslovenia y su producción artesanal figura entre las tradiciones locales más antiguas. En la actualidad, la miel eslovena es una marca registrada y reconocida en el mundo entero.

mem/ifb

Fuente: http://www.prensa-latina.cu

viernes, 5 de enero de 2018

Un tercio de la miel del comercio Internacional es adulterada o 100 % falsa.



Un informe llevado a cabo por Federico Berrón Autrique, representante de la Asociación Mexicana de Exportadores de Miel de Abeja y por Luis Arturo Carrillo Sánchez Director de comunicación del Colectivo MA OGM (Ma significa NO en idioma Maya).

El MA OGM es un colectivo, pluricultural, independiente, integrado por personas, organizaciones y comunidades radicadas en el sureste mexicano, que comparten un posicionamiento activo y crítico frente a los Transgenicos.

martes, 12 de diciembre de 2017

20 años de cultivos transgénicos en Uruguay

publicado el 
https://www.redes.org.uy/2017/12/05/nuevo-libro-20-anos-de-cultivos-transgenicos-en-uruguay/

A dos décadas de la autorización para uso comercial del primer cultivo transgénico en nuestro país (1996), REDES – Amigos de la Tierra Uruguay propone un análisis y balance crítico de los procesos de toma de decisiones y los marcos institucionales existentes para la aprobación de dicha tecnología, como aporte al debate socio-ambiental nacional. Lo hace a través de un documentado trabajo interdisciplinario que resume además el rico debate generado y alimentado por la academia y los movimientos sociales.
El libro “20 años de cultivos transgénicos en Uruguay” cuenta con información actualizada sobre el avance de los cultivos transgénicos en Uruguay y la región, y los diversos impactos socio-ambientales negativos asociados al mismo. Asimismo, plantea la necesidad de que se desarrollen políticas públicas enmarcadas en el principio político de la soberanía alimentaria, que potencien el desarrollo de la agroecología, como verdadera solución a las múltiples crisis que enfrentamos. Se trata de una publicación de REDES – Amigos de la Tierra Uruguay, con el apoyo de la Oficina Cono Sur de la Fundación Heinrich Böll de Alemania.
El libro es una producción colectiva que tiene como autores y autoras a Pablo Galeano, Natalia Carrau y Karin Nansen de REDES – AT, y a la socióloga rural Mariela Bianco.
En la presentación participarán y comentarán el trabajo, además de los autores Inés Gazzano de la Facultad de Agronomía, Hugo Bértola, productor agroecológico, y Claudio Martínez Debat de Facultad de Ciencias
En setiembre de 2016, REDES-AT organizó en Montevideo un seminario regional sobre los impactos de la tecnología transgénica en la biodiversidad, los territorios y economías rurales y las semillas, como resultado de la concentración y apropiación privada de las mismas y la contaminación transgénica. Parte de esa experiencia se recoge ahora en este libro.
“Promesas incumplidas”
En octubre de 1996 Uruguay se ubicó entre los primeros países en aprobar la liberación al medio ambiente de un cultivo transgénico. Se trató de la soja Roundup Ready (RR) de Monsanto, que presentaba la novedad de ser tolerante a un herbicida desarrollado por la misma empresa, el glifosato. Veinte años después hay liberados cinco tipos de cultivos transgénicos de soja y diez de maíz en Uruguay. En la zafra 2016/17 los primeros cubrieron 1.1 millones de hectáreas y los segundos unas 66.000. La soja se ha convertido en el principal cultivo agrícola del país y el uso de semillas transgénicas tolerantes a glifosato ha sido parte fundamental en el desarrollo de un paquete tecnológico que ha dado impulso al agronegocio sojero.
“20 años de cultivos transgénicos en Uruguay” analiza y sopesa los argumentos que justificaron esta primera aprobación y las subsiguientes a la luz de la experiencia uruguaya y regional, cuestiona entre otros aspectos la inocuidad de la transgénesis y muestra que el desarrollo exponencial de esta tecnología y su paquete asociado ha provocado impactos negativos en el ambiente, lo que trajo aparejados múltiples problemas.
“Analizando datos de Uruguay se evidencia que el desarrollo de los cultivos transgénicos ha provocado un manejo más simplificado y degradante de los ecosistemas agrícolas y ha colaborado en el desarrollo de una agricultura concentrada en pocos actores, homogénea desde el punto de vista del manejo y privatizada en cuanto al acceso a las tecnologías”, señala el nuevo libro en su introducción.
Asimismo, los autores/as reconocen que los conflictos “no se restringen a los cultivos transgénicos y que están vinculados al desarrollo de una agricultura de gran escala que desplaza a la producción familiar y expone a la población y al ambiente a una carga creciente de sustancias tóxicas. De todas formas, los cultivos transgénicos, en particular la soja, tienen un rol protagónico en esta conflictiva y varios de los nuevos eventos transgénicos actualmente en vías de aprobación (soja y maíz tolerantes a los herbicidas dicamba y 2,4-D), lejos de aportar soluciones, agudizarán los problemas”.
Con esta publicación REDES – AT, con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll, pretenden aportar al debate informado sobre la problemática vinculada a los cultivos transgénicos con una publicación y reflexión crítica dirigida a quienes tengan interés en el tema.
Cinco capítulos
Los contenidos del libro se estructuran en cinco capítulos. En el primero de ellos se describen los cultivos transgénicos con datos sobre la tecnología en sí y sobre su situación actual a nivel mundial, y en particular en Uruguay. Se describe para nuestro país el marco normativo vinculado a la evaluación de riesgos y lo referente al etiquetado de los alimentos derivados de esos cultivos.
El segundo capítulo aborda los impactos al medio ambiente y a la salud de la población derivados del desarrollo de los cultivos transgénicos. La elaboración de ese capítulo se apoya en un trabajo desarrollado por un equipo interdisciplinario de la Universidad de la República, que en el marco de un proyecto financiado por la Comisión Sectorial de Investigación Científica de esa Universidad elaboró un informe referido a la temática.
El tercer capítulo aborda aspectos referidos a los impactos socio-económicos que ha tenido el desarrollo de la agricultura de gran escala, cuyo motor ha sido el cultivo de soja transgénica.
En el cuarto capítulo se trabaja la temática vinculada al patentamiento de las semillas y los derechos de propiedad intelectual.
En el capítulo de cierre se ven propuestas vinculadas al desarrollo de la Soberanía Alimentaria y la Agroecología en nuestro país.
Viernes 8 de diciembre 2017, 18 horas
Espacio Interdisciplinario de la Universidad de la República (Rodó 1843 y Emilio Frugoni, Montevideo).



lunes, 27 de noviembre de 2017

Cinco años más de glifosato en Europa:


Cinco años más de glifosato en Europa:estos 18 países dan luz verde al polémico herbicida.


Bruselas (Bélgica), 27 nov (EFE).- (Leopoldo Rodríguez Armesto) Una treintena de activistas de la plataforma "Stop Glifosato" pidieron hoy al presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, que impida la renovación de la licencia del glifosato por cinco años más en la Unión Europea (UE), el mismo día en que los países tratan de lograr un acuerdo. Palabras clave: efe,comision,europea,glifosato,juncker,monsanto

Link del video: https://youtu.be/vrJKqkxiCg0


Países como Alemania o Polonia, que con su abstención han mantenido paralizada la negociación durante meses, dan finalmente luz verde a extender la licencia del glifosato


27.11.2017 – 16:00 H.

La Comisión Europea ha anunciado hoy que renovará por cinco años la licencia del glifosato, un herbicida que tenía dividida en dos bloques a la Unión Europea.

Tradicionalmente, Francia ha liderado la oposición a este producto, empleado por agricultores de toda Europa pero con un marchamo de sospecha por su aparición en una lista de probables carcinógenos del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de la Organización Mundial de la Salud.

Postura sobre el glifosato

Última votación (27 noviembre) en la Comisión Europea sobre la extensión de la licencia del glifosato en la UE.

jueves, 23 de noviembre de 2017

INIA Uruguay, 21 agrotoxicos presentes en un solo pez no son un riesgo para el consumidor

Así de Natural esta nuestro Uruguay. 

Así de livianas son las declaraciones según el Diarocronicas.com.uy, las declaraciones del Químico Andres Perez a cargo de un Estudio financiado por Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria  (INIA).



Dicho estudio arrojo que el 99 % de las muestras obtenidas de los Ríos Uruguay, Negro y sus afluentes, tenían presencia de ingredientes activos de algún Agrotoxico. ESTE ES EL GRADO DE CONTAMINACIÓN POR AGROTOXICOS EN QUE SE ENCUENTRAN NUESTROS DOS RÍOS MAS EXTENSOS Y CAUDALOSOS DEL PAÍS. 

El articulo no aclara si se buscaron también en dichas muestras, los también peligrosos coadyuvantes, que se aplican junto a estos Agrotoxicos, que pretenden llamar fitosanitarios, pesticidas, agroquimicos, etc. 

Tampoco el articulo hace referencia a los posibles efectos nocivos a la salud de los seres vivos, como flora, fauna y humanos de estos agrotoxicos actuando por si solos, ni tampoco por la sinergia causada por la multiplicidad presente de estos. 

Fuente: http://www.diariocronicas.com.uy
Hallan Trazas de Diferentes Agroquímicos en Peces y Aguas
23 nov 2017 | El Estudio se Hizo en los Ríos Uruguay, Negro y Afluentes Según un Informe que se Presentó en San Javier y Nuevo Berlín
El informe fue presentado en la sala Pobieda de San Javier con la finalidad de determinar residuos de pesticidas  en puntos específicos desde San Javier a Nuevo Berlín, Mercedes y San Gregorio de Polanco. En el 99% de las muestras se detectaron principios activos empleados en cultivos de secano, con 21 sustancias distintas.
El estudio estuvo encabezado por el Químico Andrés Pérez, con investigadores de la Universidad de la República y el Sistema Nacional de Areas Protegidas, financiado por el INIA. 

Si bien los resultados no son considerados riesgosos para el consumidor, el estudio busca evaluar riesgos para la ingesta humana, ya que en uno de los peces, un sábalo, se encontraron 21 trazas de sustancias distintas. Lo que se denomina un colchón de seguridad, suficientemente amplio, podría ser la barrera que nos está protegiendo, sostiene el experto, que consideró necesario tomar precauciones a futuro sobre las sustancias que tienen comportamientos más adversos.


SI NO ACTUAMOS MORIREMOS MUCHOS EN LA RULETA GENETICA